zonadiet.com

El Stress y su relación con la Alimentación

 

de la sección: Alimentación


Toda enfermedad está hecha esencialmente por la mano del hombre, y es el resultado de errores cometidos en su forma de vivir.
Esos errores pueden estar relacionados con la alimentación, errores en los que todos participamos, cada uno a su manera.
Los errores del modo de vida incluyen también el consumo de tabaco, de alcohol y drogas; la falta de sueño y de ejercicio, las tensiones psicológicas y como ya mencionamos, los errores dietéticos.

Existe en el cuerpo una estrecha relación entre lo físico, lo somático, lo psicológico y lo intelectual, estamos constituidos por aproximadamente cincuenta trillones de células microscópicas y vivimos dentro de esas células.  Nos encontramos enfermos o disfrutamos de buena salud, según la química de esas células.


La manera de pensar, de sentir, de percibir las cosas, depende de la salud física y biológica, es decir del estado nutricional.
Cuando las células se encuentran relativamente hambrientas y no reciben los elementos nutritivos indispensables, se produce en el organismo una carga de stress muy importante.
El método más fundamental para combatir el stress pasa a través de un método óptimo de nutrición.


Azúcar y otros carbohidratos
El azúcar y más generalmente los hidratos de carbono son elementos causantes de stress, y esencialmente los azúcares refinados.
Los hidratos de carbono refinados están constituidos por todos los hidratos de carbono refinados por el hombre, aquellos que no están refinados en su origen, naturalmente mezclados con otras sustancias y con las enzimas necesarias para su digestión y su metabolismo. En su origen, el azúcar que consumimos habitualmente no es refinado, es negro. El hombre lo ha desnaturalizado purificándolo y haciéndolo blanco.

Lo mismo ocurre con la harina, que no es blanca cuando se encuentra todavía mezclada con el salvado y también pasa lo mismo con el arroz y los demás cereales.
Todo aquello que se fabrica con harina blanca, es evidentemente un azúcar refinado. Esos  alimentos son por lo tanto, causantes de stress, por razón de su contenido en azúcar, que no se presenta en su estado natural y que es directamente absorbible.

La mejor opción dentro de los carbohidratos
Hay que preferir los hidratos de carbono no refinados, los que están contenidos en los cereales completos, en las frutas o en las legumbres. Estos son metabolizados y absorbidos con más lentitud, sin provocar reacciones bruscas en la regulación metabólica.
Estos hidratos de carbono no refinados, son además alimentos altamente energéticos. Hoy está comprobado que los regímenes ricos en hidratos de carbono refinados provocan una mala absorción de numerosos minerales y  por consiguiente una carencia de minerales tales
como el magnesio, el cinc, el cromo, etc. responsables a su vez de trastornos digestivos.


Otros alimentos
Otros alimentos son también biológicamente causantes de stress y solicitan los mecanismos reguladores del organismo:
Las grasas saturadas, representadas principalmente por las grasas animales (manteca, productos lácteos grasos, pescados grasos, carnes grasas y sobre todo carne roja) y a las que se preferirán las grasas no saturadas, de origen vegetal.
Los prótidos, igualmente causantes de stress cuando se consumen en exceso o al contrario, de forma insuficiente.

Una dieta anti - stress debe contener muchos azúcares no refinados, un poco de prótidos, un poco de grasas no saturadas y muy poco de saturadas, de las que sólo precisamos un mínimo.
La dieta ha de tener en cuenta además, el aspecto cualitativo del alimento, su frescura y su conservación, que determinan su contenido en elementos nutritivos. Nos referimos a los minerales y vitaminas que con frecuencia son destruidas por la conservación o por una cocción excesivamente prolongada.


Condimentos, bebidas y tabaco
Los alimentos causantes de stress son; también la sal en exceso, las salsas y las bebidas alcohólicas.
Agreguemos un elemento que, sin ser alimento, es un destructor de nuestras reservas en vitaminas, y entre ellas la vitamina C, se trata del tabaco.

Los alimentos son, pues, biológicamente causantes de stress por su contenido excesivo de azúcares malos y de malas grasas, pero también por su pobreza en elementos nutritivos esenciales (como los ácidos aminados, los minerales y las vitaminas) que son indispensables para todo nuestro metabolismo y para la nutrición de las células con las que pensamos, sentimos y reaccionamos a todo aquello que nos ataca.



   Para conocer la información apropiada a su perfil particular, visite a un profesional de la salud
Controle periodicamente su estado de salud. No se base en una sola opinión, consulte varias fuentes de información.
Las opiniones vertidas son responsabilidad de sus respectivos autores.
No mencionamos algo de su interés? Encontró algún problema en esta página? Haga click aqui para Contactarnos
También puede encontrarnos en Google+ y en Facebook
La utilización de este sitio implica la aceptación de los términos y condiciones.
Absolutamente prohibida la copia y/o reproducción total o parcial de los contenidos de esta página.
©1999-2017 Zonadiet.com - ZNDT Inc. Todos los derechos reservados.