zonadiet.com

Las dietas milagro ¿son saludables?

 Compartir este artículo:

de la sección: Alimentación


Se acerca el verano y como cada año nos proponemos comenzar una dieta, ir al gimnasio o hacer una puesta a punto a toda prisa. Pero la realidad es que sólo 3 de cada 10 personas que comienzan una dieta de adelgazamiento al aproximarse los meses de calor logra su objetivo.

Esto se debe a que en la mayoría de los casos se cae en dietas rápidas y milagrosas que nos prometen resultados inmediatos y sin esfuerzo, algo absolutamente falso, ya que para que una dieta de adelgazamiento sea efectiva debe ser ante todo equilibrada y variada y además debe ser mantenida en el tiempo, habiendo adquirido hábitos nutricionales saludables.
Son esos hábitos de alimentación saludables los que luego nos permitirán mantener un peso estable durante todo el año.


El objetivo

Adelgazar y mantener el peso logrado requiere tiempo y compromiso, mejorando nuestros hábitos alimenticios y buscando consejo profesional
El objetivo de una dieta es aprender una nueva forma de alimentarse, de manera completa y equilibrada, con todos los nutrientes necesarios, no sólo para reducir de peso sino para tener una vida sana y mantener un peso adecuado.

Hay tantos tipos de dietas como diversidad de hábitos, trastornos alimenticios y personas existentes. Cuando de dietas de adelgazamiento se habla, existen mitos y falsas creencias que provocan un rápido abandono de las mismas.


Dietas milagro o fraudulentas, ¿por qué?
Se cae en ellas por desconocimiento, y se llama así a toda dieta que cumpla con las siguientes características:

  • ausencia de fundamento científico: no existen datos científicos que apoyen o avalen su eficacia o seguridad
  • prometen resultados rápidos
  • prometen resultados mágicos
  • prohíben el consumo de un alimento o grupo de alimentos
  • contienen listas de alimentos buenos o malos
  • exageran la realidad científica de un nutriente
  • aconsejan productos dietéticos a los que se atribuyen beneficios y propiedades extraordinarias
  • incluyen relatos, historias o testimonios para aportar credibilidad
  • contienen afirmaciones que contradicen a colectivos sanitarios de reputación reconocida

Algunas dietas que caen dentro de este grupo son:


Dieta hiperproteica
¿Por qué razones razones una dieta rica en proteínas aparentemente funciona?

  • Las dietas hiperproteicas disminuyen la retención de líquidos, ya que por cada 30 gramos de hidratos consumidos y almacenados como glucógeno el organismo almacena 90 gramos de agua
  • Al eliminar una cantidad considerable de hidratos, estamos también eliminando calorías
  • Las proteínas son saciantes, puesto que permanecen en el estómago más tiempo que los demás nutrientes para ser digeridas, por lo que la sensación de hambre desaparece

Al realizar esta dieta se debe:

  • Beber mucha agua (mínimo dos litros diarios), para evitar la deshidratación, ayudar al organismo a hacer la digestión y a eliminar los cuerpos cetónicos (que en exceso son nocivos)
  • No hacer la dieta a base únicamente de proteínas durante largo tiempo. Las dietas hiperproteicas no son dietas balanceadas
  • Idealmente, ingerir complementos vitamínicos para evitar efectos negativos de la falta de consumo de vegetales, cereales y frutas. Las fibras se pueden incluir mediante los salvados en las comidas
  • Incorporar los otros alimentos muy progresivamente luego de una dieta hiperproteica, para evitar el efecto yoyo (rebote)
  • Consultar a un profesional, que controle la evolución y la pérdida de peso


Dietas disociadas
Se basan en la creencia de que los alimentos se digieren de manera diferente y no deben combinarse.
Aseguran que los alimentos con proteínas y almidones, necesitan condiciones diferentes en el organismo para digerirse, y que nunca deben combinarse en una misma comida, sino espaciarse cada 4 horas.
Sostienen que cuando las proteínas y los de comen juntos, las enzimas se neutralizan, detienen el proceso digestivo y se aumenta de peso.
Es importante aclarar que la mayoría de alimentos contienen hidratos, proteínas y grasas de forma natural y no hay ninguna razón para creer que no pueden digerirse. Ej: nada más natural que la leche materna.

¿Es saludable? No existe base científica que afirme que un estado ácido choque con uno alcalino. Se pierde peso, es solo porque se disminuye la ingesta de calorías.


Dieta de limpieza o depurativa
Su objetivo: eliminar toxinas del organismo, ya que un hígado sano, quema grasa con más eficacia.
Ejemplos: ayuno de zumos, dieta desintoxicante, etc.
Quienes abogan por este método, afirman que las frutas y verduras tienen un efecto de purga en el hígado y la vesícula.
Las propiedades diuréticas y limpiadoras de algunas frutas y verduras, son bien conocidas, sin embargo este tipo de ayunos no debe seguirse a largo plazo, ya que carece de proteínas y contiene un muy bajo aporte de calorías.
Nuestro organismo de manera innata posee un sistema de desintoxicación a través del hígado, riñones y el tracto gastrointestinal, que limpian nuestro organismo de desperdicios metabólicos o toxinas.
Si nuestro sistema de limpieza está afectado por alguna enfermedad, un plan extremo hace más daño que bien.

¿Es saludable? No hay evidencia científica acerca de esta dieta, es difícil de llevar y genera deficiencia nutricionales si se sigue por más de varios días.
Muchas de estas dietas se dedican a la venta televisiva de suplementos de fibras vegetales.


Dieta según el grupo sanguíneo
Según esta dieta, sólo se pierde peso si se comen los alimentos correctos por grupo sanguíneo.
Cada grupo sanguíneo reacciona de diferente manera ante los alimentos, y puede generarse algún tipo de intolerancia o enfermedad.

¿Es saludable? La idea de basar la dieta en el tipo de sangre no tiene base científica. Un inconveniente de este plan es que para los grupos A y 0 las dietas son bajas en calcio.


Conclusiones
Para concluir podemos decir que a la hora de comenzar una dieta se debe:

  • pensar a largo plazo: adelgazar y mantener el peso logrado requiere tiempo y compromiso
  • cambiar nuestra conducta mejorando los hábitos alimenticios
  • buscar consejo profesional, para motivar y controlar la evolución


    Compartir este artículo:


  •    Para conocer la información apropiada a su perfil particular, visite a un profesional de la salud
    Controle periodicamente su estado de salud. No se base en una sola opinión, consulte varias fuentes de información.
    Las opiniones vertidas son responsabilidad de sus respectivos autores.
    No mencionamos algo de su interés? Encontró algún problema en esta página? Haga click aqui para Contactarnos
    También puede encontrarnos en Google+ y en Facebook
    La utilización de este sitio implica la aceptación de los términos y condiciones.
    Absolutamente prohibida la copia y/o reproducción total o parcial de los contenidos de esta página.
    ©1999-2017 Zonadiet.com - ZNDT Inc. Todos los derechos reservados.